Fisioterapia 3.0 y el Oráculo de Delfos, o sobre cómo la Información es Poder

Como-puedo-comunicar-2Bienvenidos a la sección de Fisioterapia 3.0 del Blog del III Congreso Internacional de Fisioterapia IPETH 2015.

En esta entrada de Blog quiero abordar el concepto de que “la Información es Poder”, aunque segun autores y entendidos en materia de Información, podríamos decir, en el contexto actual en el que nos desarrollamos, que “La información no es poder. En si misma, la información es sólo un insumo más, un input vacío sin un objetivo y un contexto que le de hálito. Es usted, individuo infoalfabetizado, el que tiene el poder en tanto sabe cómo, cuando, dónde y para que usar la información. Es ahí cuando el insumo se convierte en oro.

Lo bueno de esta última frase es que pone el foco de la importancia de la Información en quién la maneja y, por ende, de qué herramientas usa para gestionarla eficientemente en un mundo con saturación de información. Ésto último sobre todo basado en teorías sobre la comunicación y la información que hablan de que “no basta con tener información, hay que saberla utilizar y ahí está el verdadero *poder*

Generalmente, siempre se piensa que el Líder de una situación, por ejemplo, suele ser el que manda en ella (o lo parece), muchas veces impuesto, muchas otras surgido del individuo más capaz “emocionalmente” hablando, o sea, esas teorías de “Líder Institucional Vs. Líder Emocional” (y su variente lógica como Liderazgo Pedagógico), que evolucionan de teorías como la PNL (Programación NeuroLingüística), la Inteligencia Emocional, etc., muy usadas en nuestro momento actual en ámbitos de Gestión, Management, Marketing, etc. No vamos a entrar en este “jardín” por el momento, pero sí podemos afirmar que el verdadero Líder de una situación es aquel que es capaz de observar todos los elementos que influyen y actúan, desde la mayor perspectiva posible, con el máximo de información a su alcance, con un buen sistema de gestión y manejo de ésta, para poder actuar dando la mejor y más óptima respuesta, y así obtener el máximo de los beneficios. Esta actitud o “superpoder” hace que nuestra acción (o inacción), acabe conduciendo a esa situación al resultado más afín a nuestros objetivos (a los objetivos de dicho líder).

Estos conceptos tienen mucha importancia y valor dentro del entorno 2.0 y el inminente 3.0 en el que los profesionales de la Fisioterapia se ven y verán inmersos en los próximos años.

Pero para no hablar siempre de 3.0 y acabar metiendo la tecnología, que no es más que un medio o herramienta a nuestro alcance, un factor más a sumar a nuestras vidas, y no un fin en sí mismo, quiero profundizar en el mero hecho de que la “Información es Poder”, y para ello quiero utilizar lo que conocemos del “Oráculo de Delfos”. Esto lo hago porque suelo defender en mis clases de la Universidad Miguel Hernández de Elche y en seminarios, charlas, conferencias, etc., la tesis de que realmente estamos en la era que surgió tras el nacimiento y “reinado” de griegos y romanos, que marcaron las bases de nuestra actual sociedad. Nada ha cambiado desde entonces en la estructura y la base, salvo las evoluciones tecnológicas e ideológicas, con base y raíz común en estas 2 culturas postegípcias.

La otra noche veía en televisión un documental sobre el origen del ser humano, donde trataban el tema de las Sacerdotisas del Oráculo de Delfos y cómo funcionaba dicho centro de “información” y profecía; que en el fondo no son más que inferencias sobre posibilidades que se pueden dar a partir de información disponible, aunque en aquella época (ahora realmente funcionamos de un modo muy parecido), se percibían como algo “mágico-religioso” por mentalidades poco formadas y con una cultura limitada, precisamente por las carencias que tenía la “plebe” (y muchos aristócratas y personas de la alta sociedad que confiaban igualmente en esas profecías mágicas) de información y criterio propio, junto con el poco desarrollo de la Ciencia en aquel momento, que estaba en fase embrionaria.

La cuestión es que había varias características básicas en dicho Oráculo:

  • Se radicaba en un lugar considerado sagrado (incluso geológicamente, ya que se situaba sobre una zona volcánica que emanaba metano y provocaba alteraciones de la conciencia), por lo que se le atribuían poderes o características no explicables, intelectualizadas en la época como “algo mágico y divino”.
  • Sus recursos humanos visibles eran, básicamente, las Sacerdotisas (Pitia o Pitonisas) y los profetas (intérpretes de los balbuceos y pronósticos de las “dopadas” sacerdotisas). Dichos profetas realmente daban una interpretación que podía tener o no que ver con las divagaciones que las pitias arrojaban, sino con algo mádelfos2s que explicaré un poco más abajo.
  • Sus usuarios eran denominados “Consultantes”, personas de diferentes escalafones sociales, con una necesidad de información, consejo o dirección de sus actos futuros, a partir de su situación actual y su historia pasada de vida. Buscaban respuestas para saber cómo actuar y conseguir sus objetivos.
  • Siempre había un sacrificio previo, un “pago” por la profecía, una ofrenda que determinaba la cantidad de información que se proveía, así como su valor y posible utilidad final para el consultante. A mayor sacrificio (basado en el valor de lo ofrecido, joyas, animales, dádivas de diversos tipos, etc.), mayor valor y extensión de la profetización.

Nota: Seguramente podría reseñar más características, pero las básicas expuestas aquí pueden servir para entender bien el proceso y el concepto en sí que me lleva a decir que “la Información es Poder”, así como hacer la analogía con el concepto 3.0”

La característica “oculta” o no conocida por los contemporáneos del Oráculo era que los profetas, artífices reales del mito y quienes acumulaban poder, mucho más que el de los propios Reyes o Dirigentes de la época, tenían un “ejército” de “ojos y oídos” repartidos por todo el mundo conocido, que acumulaban información de los lugares que visitaban, perfectamente organizados, y finalmente volcaban todo ese conocimiento a través de informes a dichos profetas.

Esto hacía que estos profetas pudieran perfectamente adecuar la interpretación de lo producido por las pitonisas a las necesidades de información de los consultantes, utilizando datos que era imposible, para las mentes de la época que consultaban, que pudiID-10099022eran saberlo si no era por “obra divina”. Realmente, lo que hacían estos profetas era manejar los destinos de quienes consultaban y de los gobiernos de la época, hacia conclusiones o situaciones que ellos mismos creaban, imaginaban, querían…, movidos por sus propios intereses o los intereses del mejor postor, o cualquier combinación de ambos, con el objetivo de prevalecer y seguir manteniendo su estilo y nivel de vida y poder.

¿Por qué utilizo la analogía del Oráculo de Delfos para hablar de 3.0 en este blog dedicado a la Fisioterapia 3.0?

Bien, sencillo, porque realmente no hay diferencia entre ese Oráculo o cualquier otro ejemplo en la historia en la que hay un sistema compuesto de personas que deben o quieren tomar decisiones acertadas al máximo de probabilidad o porcentaje de éxito en logro de objetivos marcados, teniendo en cuenta que cuando actuamos en base a una información, acabamos modificando el futuro, y esto es constante, siempre y a cada segundo, junto con cada acción, provocamos que la información se modifique y la tendencia o probabilidad de que algo ocurra también cambia.

Actualmente, el flujo de información en este mundo globalizado, a través de Internet y la creciente potencialidad de las Tecnologías de Información y Comunicación, es cada vez mayor y menos manejable, lo que hace cierta la frase “Lo que la información consume es bastante obvio: consume la atención de sus destinatarios. Por tanto una riqueza de información crea pobreza de atención, y la necesidad de asignar de manera eficiente esa atención entre la sobreabundancia de fuentes de información que podría consumir”.

Esto hace necesario un buen sistema de manejo, filtrado, síntesis, interpretación y producto de conocimiento final, para poder tomar decisiones diariamente.

Gracias a la tecnología esto se va poco a poco perfilando hacia el concepto de Web Semántica y el 3.0, entendidos como vías automáticas y programadas (mediante Apps, programas, sistemas informáticos, etc.) que gestionen adecuadamente la información según las necesidades y objetivos de quien controle dichas herramientas, para después poder tomar decisiones dependiendo de las tendencias posibles en cuanto al desarrollo de los acontecimientos, junto con las probabilidades de que ocurra una u otra cosa, y el porcentaje de beneficio que podamos alcanzar.

Quizá suene un poco interesado, frío, calculador y alejado de un objetivo ética o moralmente aceptable, porque puede parecer que quienes usen efectivamente estas herramientas o se comporten de esta forma sean manipuladores. internet-de-las-cosasPero, ¿quién no es manipulador en su vida? la manipulación, entendida desde la perspectiva negativa, no es algo malo por manipulación, sino por el objetivo con el que manipula. La manipulación no es más que una herramienta más que es positiva o negativa, según las manos y objetivo que se persiga.

Todos manipulamos e influimos, queriendo o sin querer, o si no, ¿cómo se entendería que alguien pueda modificar su comportamiento por el mero hecho de que se le diga algo, pensemos que cierto o acertado, y su reacción no dependa de lo que se le diga, sino de quién se lo diga?

El futuro hipersaturado de información en el que nos vemos abocados a vivir demanda de nuestra acción, proacción, prosumismo, dinamismo, para poder desenvolvernos sin que nuestros objetivos propios o los del colectivo al que queramos pertenecer se vean perjudicados, conscientes de que el resto de individuos y colectivos van a hacer lo mismo, lo que complica exponencialmente las decisiones a tomar, porque se multiplican las tendencias o probabilidades de sucesos dependiendo de lo que vaya ocurriendo en cada momento.

Esconder la cabeza como el avestruz ante esta realidad o no querer participar de este mundo globalizado al que nos vemos avocamos no es una opción. Sobre todo porque no jugar al juego socioeconómico y profesional nos expulsa directamente del tablero de juego, y existir no utilizando el máximo de posibilidades o potencial tecnológico, ideológico o procedimental a nuestro alcance nos hace tener menos potencial a la hora de buscar nuestro objetivo que nuestra “competencia” (entendida como el resto de personas que juegan al mismo juego).

En este caso, la resistencia a la tecnología o a usar información para conseguir nuestros fines nos aboca a la extinción como profesión (si nos referimos ya específicamente a la Fisioterapia), así como los planteamientos rígidos en cuanto a nuestros comportamientos profesionales, porque siempre habrá alguien, sea Fisioterapeuta o de otra profesión (o incluso nuestros pacientes, clientes, usuarios, consumidores) puede que sí que lo hagan, y si nosotros no tomamos la iniciativa, lo que ocurrirá no dependerá de lo que queramos conseguir nosotros, sino de lo que quieran conseguir los demás y al final nos acabe provocando una u otra repercusión.

Seamos conscientes de dónde vivimos y por qué suceden las cosas y eso nos hará tener un mayor liderazgo sobre nuestra vida, mínimo sobre nuestra vida. Si no, tendremos que aceptar que lo que ocurra y nos afecte es totalmente responsabilidad nuestra, no de nadie más.

Paco Millán @Millanettic

Referencias:

Oráculo de Delfos

¿Cómo se consultaba el Oráculo de Delfos?

Breve historia del oráculo

El oráculo de Delfos

El oráculo de Delfos. La ciencia verifica cómo fue posible

Geólogos ofrecen explicación al misterio del oráculo de Delfos

¿Será que tener la información es tener el poder?

La información ¿es poder?

La información es fuente de poder para el individuo

La información es poder

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s