TU CUERPO, UN LIBRO ABIERTO A LA HISTORIA DE TUS HÁBITOS

boa_postura

Usted ve, pero no observa” (Sir. Arthur Conan Doyle)

Por: Raul Humberto Burguete Salazar, Victor Omar Castellanos Sánchez

Si usted alguna vez leyó o vio las películas de Sherlock Holmes se habrá dado cuenta de la maravillosa capacidad deductiva que proporciona la observación, al punto que hasta parece mágico ¿pues qué pensaría si le dijera que su cuerpo está lleno de pistas que revelan su forma de vivir?

¡Es más! muy probablemente usted en algún punto de su vida utilizó una bolsa o mochila apoyando la correa en un solo hombro; si lo hace continuamente y sobre el mismo hombro le animo a que se observe en el espejo y se dará cuenta que el hombro sobre el cual suele cargar su bolsa está más elevado que el otro. De esta manera, de hoy en adelante, usted podrá saber con un solo vistazo de qué lado apoyan sus hijos, su esposa o de ser el caso su esposo la mochila ¡Sorprendente!  ¿no le parece?

Le daré otro ejemplo. Digamos que tiene un niño frente usted y se da cuenta de que tiene las rodillas como Quico, el personaje del chavo del 8. Una de las razones más comunes de esto es que los niños se sientan en el suelo con la parte interna de las rodillas pegadas sobre este.Lo que significaría que cuando este niño crezca, tendrá dolores en la espalda y rodillas, y hacer deportes de alto impacto podría ser muy doloroso a nivel de todas sus articulaciones. O ¿qué tal si echamos un sencillo vistazo a la mano de alguien? en ocasiones verá una pequeña ampolla sobre el dedo medio, lo que le dirá no solo con que mano escribe si no también que imprime demasiada fuerza sobre el bolígrafo. Las posiciones de las diferentes partes del cuerpo son en sí un conjunto de pistas que observadas por el hábil lector del cuerpo nos pueden decir cosas como el lado del cuerpo sobre el que duermen, como se sientan al comer o hasta de qué manera ven la TV. El cuerpo en realidad es como la plastilina, se amolda a sus necesidades cotidianas y grita su forma de vivir. Suena de cierta manera interesante; para algunos fascinante, como es mi caso, pero esto no acaba aquí.

Ahora bien usted en este momento podrá estar pensando “suena muy interesante pero esto ¿que tiene que ver conmigo y mi familia? Pues ¡mucho en realidad!. Este es un momento para detenerse y hacer consciencia en lo siguiente

Así como una gran cantidad de accidentes se pueden prevenir, también una gran cantidad de lesiones pueden ser anticipadas. En el área de fisioterapia nos encontramos con una gran variedad de pacientes, desde los que tienen enfermedades congénitas hasta la pérdida de un miembro del cuerpo. Sin embargo, debe tomarse muy en cuenta esto: una gran cantidad de pacientes que recibimos son el resultado de su forma de vida y sus hábitos. Los famosos dolores de la espalda en muchas ocasiones son el producto de una manera incorrecta de sentarse, el dolor del cuello que aparece al despertarse sucede por una mala forma de acostarse, etc. Este es otro ejemplo de como el cuerpo habla no solo de lo que hacemos, sino también de lo que hacemos mal.

La realidad es que nosotros en muchas ocasiones somos los causantes de muchas lesiones, a veces  por falta de conocimiento y en otras por falta de interés. Como ya habrá notado usted, se invierte mucho tiempo y dinero en el tratamiento, y poco en la prevención, situación que evidentemente debería ser al revés.  Con la inversión no solo me refiero a las instituciones, sino también al ámbito familiar: invertimos muy poco tiempo en el ejercicio (entre otras cosas). Como cultura vivimos con esta famosa frase “después de ahogado el niño a tapar el pozo”. En realidad hay muchas cosas que podemos hacer para evitar lesiones como el síndrome de dolor lumbar o desgastes articulares. La pregunta de oro es ¿qué desea que su cuerpo diga de usted? Y más importante ¿no cree que es mejor evitarse dolorosas lesiones?

Bien, pues el truco aquí es evitar hacer las cosas “como la vida le enseñó” y empezar a hacerlas como deben de ser. Ahora, ¿que le parece si me acompaña a una pequeña vista del cuidado de nuestra postura cotidiana?

dolor-de-espalda-2Primer paso. Ha llegado la hora de levantarse de la cama, lo primero que debemos hacer es estirarnos de brazos y pies como cuando éramos niños. Ahora vamos a pararnos de la cama pero esta vez no lo haremos como siempre: primero nos recostaremos de costado para que con ayuda de los brazos logremos incorporarnos, después mandaremos los pies al suelo así sentándonos, ahora si podremos levantarnos.

Segundo paso. Limpieza oral. Para lavarnos los dientes lo ideal es que el espejo este a la altura de nuestro rostro, la idea es no agacharnos ni para depositar agua en nuestra boca ni para desecharla en el lavabo, para ello cepillar-dientescolocaremos un vaso con el cual podamos llevar el agua a la boca sin agacharnos al grifo y otro vaso para escupir el agua sin acercarnos tanto al lavamanos. Si usted tiene un baño con un espejo a una altura baja o es muy alto le podría recomendar el uso de una silla o banco, que ponga a la altura su rostro del espejo.

Tercer paso. Al sentarse. Podremos iniciar colocando los dos pies bien firmes en el suelo, teniendo como precaución el no tener los pies colgando de la silla ni las rodillas muy cercanas al abdomen, es muy fácil hasta acá, ¿no le parece? Por desgracia, un grapostsentn problema es cómo mantener una buena postura sentados. Primero es importante la silla, pero de no tener los recursos para comprar una  ergonómica entonces puede adaptar un cojín para soporte de espalda baja (semejante a la almohada para bebes). Una vez que estamos sentados trataremos de mantener el rostro ni viendo hacia abajo ni viendo hacia arriba, más bien manteniendo la  dirección de la vista hacia enfrente. Evitemos poner los codos sobre la mesa.

Cuarto paso, al caminar: para caminar es importante evitar lo que yo llamo caminata de caracol, es decir, arrastrando los pies. El dejar de arrastrar los picaminar-webes sobre el suelo le va a ayudar a caminar más rápido, a cansarse menos y le disminuirá esos dolores en las rodillas que dan continuamente después de un día largo de caminata. Notemos que al caminar también existe un balanceo de brazos (como lo hace un péndulo); esto no solo le hace lucir seguro/a y atractivo/a, también le ayuda a cansarse menos y a cuidar su espalda. Complementemos el caminar con una vista hacía el frente, el suelo no le robará su almuerzo, no hay porqué temerle. Recuerde que en la mayoría de los casos una marcha elegante es una marcha saludable.

Pasó final, al dormir. Es importante no acostarnos como bultos tirados en la cama, al dormir tiene que tener a la mano por lo menos 4 almohadas. La forma que a continuación le presentare no solo le cuidara la espalda y evitara dolor al levantarse, también le hará descansar mejor. Si usted se duerme boca4-mejores-posturas-dormir arriba tiene que colocar una almohada en la parte de atrás de las rodillas, otra por detrás de la nuca y las últimas dos apoyado una en cada uno de sus brazos; si usted se acuesta de lado tendremos que colocar una almohada entre las rodillas, una almohada como oso de peluche grande abrazado con ambos brazos y una almohada en la cabeza, la de la cabeza tiene que ser tan gruesa como la distancia del hombro a la oreja.

Bien, aquí termina mi turno, ahora es el suyo para llevarlo a cabo. Quiero despedirme invitándole a que siga estos sencillos y prácticos consejos, no olvide que si su familia y usted cuidan estos detalles podrán cambiar su calidad de vida, logrando sumarle años a esta, y acuda a su fisioterapeuta experto para más consejos sobre una postura saludable. Recuerde que las personas excepcionales son aquellas que generan innovaciones; la prevención es la medicina del futuro. Me retiro con una frase “a menudo los detalles menos pretenciosos son la gran diferencia mi estimado Watson” – Sir Arthur Conan Doyle-.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s