Dolor y fisioterapia, continuación…

rehabilitacion-fisioterapeuta-pablo-illanes

Por: Arlett Genoveva Ortiz Arroyo, Victor Omar Castellanos Sanchez

En publicaciones anteriores hemos estado tomando conciencia de como la fisioterapia posee un papel fundamental en el proceso de rehabilitación de un paciente, que en la mayoría de casos se ven vinculados con algún tipo de dolor. Esta ocasión abordaremos un panorama general, una idea sobre la perspectiva que tiene la fisioterapia sobre la intervención que realiza en un tratamiento. Sí partimos desde la base de los modelos biopsicosociales que se han ido estableciendo al pasar de los años, podremos percatarnos que, al final de todo, se llega a un mismo acuerdo: la colaboración multiprofesional de los especialistas en salud para lograr un rápido y eficiente abordaje en el paciente resolviendo cualquier problemática presente. En este punto, el apoyo terapéutico tiene un gran peso en la reducción del impacto que genera alguna enfermedad sobre la funcionalidad del paciente, sin embargo la fisioterapia no sólo tiene un uso exclusivo de rehabilitación, sino que es un fundamento en la intervención dirigida a reducir el dolor e instaurar hábitos posturales saludables, así como a la promoción de la salud mediante el ejercicio, siempre adaptando el tratamiento a las características de los pacientes.Captura

La mayoría de veces, los pacientes acuden con un especialista cuando el problema ya lleva presentándose hace un tiempo, es ahí donde podríamos retomar e inducir el camino hacia una pauta crónica, llevando a un extremo el principal reto para el fisioterapeuta al iniciar con el tratamiento de un usuario, que incluso podríamos considerar un acertijo; “descubrir el verdadero origen del dolor.”

Durante su actuación, el fisioterapeuta tiene que involucrarse al máximo con la  información sobre las características de su usuario, tarea algo dificultosa si se considera presente al dolor como uno de los síntomas que se construye sobre un mayor número de componentes o aspectos. Dado lo anterior, su valoración será entendida como una necesidad para el correcto tratamiento y diagnóstico.

Una buena valoración de los sintomas persistentes, teniendo como protagonista al dolor, debe proporcionar una información variada sobre sus características: cualidad, localización, intensidad, duración, así como influencia del medio ambient38420495-de-color-diagn-stico-gr-fico-plano-icono-ilustraci-n-vectoriale y factores emocionales y sociales. Sin una valoración adecuada del dolor su tratamiento seguirá aplicándose y utilizándose sin un análisis científico adecuado. Asimismo se recomienda la elaboración de una ficha de control y seguimiento exclusiva para este síntoma. Su correcta aplicación puede ser de gran ayuda en la eliminación del mismo, de manera que nos permite proceder con el tratamiento que más se adecua.

La fisioterapia no deja de sorprender en la forma de manejar el dolor en un paciente, los estudios e investigaciones presentes hacen que se realce su participación en el tratamiento de un paciente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s